Los médicos exitosos obtienen buenos ingresos, fruto de años de estudios y muchas horas de práctica. Son profesionales con amplios conocimientos en su especialidad, inteligentes y previsores, por lo cual están conscientes de la necesidad de cuidar su dinero y ahorrar para el futuro. Sin embargo, al pensar en el tipo de inversión que les ayude a incrementar su capital y, en el mejor de los casos, les permita disponer de un buen ingreso mensual posterior a su jubilación, se dan cuenta que no tienen muy claras las opciones disponibles. Esto es totalmente comprensible, ya que las finanzas no son su especialidad y no se espera de ellos que sepan qué tipo de inversión les conviene más. Por otra parte, la profesión médica es demandante y exige muchas horas de dedicación. Por estas razones, el tipo de inversión ideal para un médico debe ser de bajo riesgo, donde mantenga seguro su dinero y que, además, sea sencilla de administrar para que no le quite demasiado tiempo.

¿Por qué los inmuebles son una excelente opción de inversión para médicos?

Como médicos, el dinero que se recibe fruto del desempeño profesional, son ingresos activos, es decir, es capital que se obtiene a cambio de esfuerzo y trabajo. Para unas finanzas saludables y generar riqueza, es necesario, además de los ingresos activos, tener algún medio que nos proporcione ingresos pasivos, es decir, capital que se obtiene sin necesidad de desempeñar ninguna actividad. Adquirir un inmueble permite generar ingresos pasivos fruto del arrendamiento del mismo.
Además de garantizar estabilidad económica e ingresos pasivos, la inversión en inmuebles ofrece las siguientes ventajas:


Inversión segura:

una propiedad no pierde su valor con el tiempo, por el contrario, lo normal es que se incremente. Para garantizar que el inmueble aumente su precio con los años, es importante al momento de adquirirlo considerar ciertos factores que aumenten su plusvalía, por ejemplo, la ubicación, accesibilidad, servicios y, sobre todo, los planes de desarrollo que existan en la zona.


Ingresos estables:

como ya lo mencionamos, si el inmueble se utiliza para renta, generará mes con mes ingresos pasivos, con la ventaja de que la fluctuación del mercado es mucho menor que otro tipo de inversiones, por ejemplo, la bolsa de valores. Las variaciones de precios de un inmueble son altamente previsibles, lo que brinda una mayor seguridad.


Seguridad para el futuro:

adquirir bienes raíces implica compromiso y orden en las finanzas. Se debe estar consciente que es una inversión a largo plazo. El carácter metódico de los médicos exitosos es ideal para este tipo de inversiones y como recompensa, les garantizará estabilidad al momento de su retiro.

*Sus datos no se usarán para ningún envió masivo y están protegidos por nuestro equipo.

medicos@bienisimo.com

+56 9 8121 9315